20 de febrero, IIIª edición de relatos cortos

   “Cuando Omar terminó su trabajo alrededor de las seis por la tarde, la luz del día se había ido. Tomó su bolsa y bajó despacio al metro.

   Después de un par de minutos en la plataforma con la mirada fija en los raíles, el metro llegó y él, entró en el vagón. Tomó asiento. Nadie hablaba, él sólo podía oír el ruido metálico del metro, pero después de que levantara su cabeza, notó que cada pasajero tenía una barrita de luz y que miraban su pequeña barrita ensimismados […]”

   Podéis ver los relatos completos en la pestaña “Próximas sesiones”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *